Second Sunday of Easter (Divine Mercy):  “I will not believe unless…”  These are the words of the apostle Thomas.  He is very stubborn, but we all can be this way.  We are unhappy if life does not go the way that “I want it.”  Thomas was not there when Jesus first appeared to the apostles after his resurrection.  He would not believe when they told him that they had seen Jesus.  He was angry and stubborn.  It is easy in stressful times to get angry, and be stubborn, with the people around us.  You may have felt this in the last few weeks.  Jesus reaches out to Thomas with His mercy, and shows mercy to all of us who have not seen Jesus, if we believe in the Risen Lord even when we do not see His answer right away.  Turn to the Risen Lord so He can break through your anger and stubbornness.  Experience Jesus’ love, mercy, peace and risen presence.  Open your mind and heart to Jesus.

Segundo domingo de Pascua (Divina Misericordia): “No creeré a menos que…” Estas son las palabras del apóstol Tomás. Es muy testarudo, pero todos podemos ser así. Somos infelices si la vida no sigue el camino que “yo quiero”. Tomás no estaba allí cuando Jesús se apareció por primera vez a los apóstoles después de su resurrección. No creería cuando le dijeran que habían visto a Jesús. Estaba enojado y testarudo. Es fácil en tiempos estresantes enojarse, y ser terco, con la gente que nos rodea. Es posible que hayas sentido esto en las últimas semanas. Jesús tiende la mano a Tomás con Su misericordia, y muestra misericordia a todos los que no hemos visto a Jesús, si creemos en el Señor resucitado aun cuando no veamos Su respuesta de  inmediato. Voltea al Señor resucitado para que pueda atravesar tu enojo y terquedad. Experimenta el amor, la misericordia, la paz y la presencia de Jesús. Abre tu mente y tu corazón a Jesús.

Even when we do not see immediate answers, believe in Jesus’ love for you and the victory of his resurrection.  Jesus will be merciful to us as He was with Thomas.   The first letter of Peter says, “Blessed be the God and Father of our Lord Jesus Christ who in His great mercy gave us a new birth to a living hope through the resurrection of Jesus Christ.”  Resurrections and new births come in God’s time, not when we want them.  Sometimes we have to persevere in faith.  My experience is that “God is rarely early, but never late.”  He will show you His love and mercy.  Let us say to Jesus with Thomas, “My Lord and my God.”

Incluso cuando no veamos respuestas inmediatas, cree en el amor de Jesús por ti y en la victoria de su resurrección. Jesús será misericordioso con nosotros como lo fue con Tomás. La primera carta de Pedro dice: “Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo que en Su gran misericordia nos dio un nuevo nacimiento a una esperanza viva a través de la resurrección de Jesucristo.” Las resurrecciones y los nuevos nacimientos vienen en el tiempo de Dios, no cuando los queremos. A veces tenemos que perseverar en la fe. Mi experiencia es que “Dios rara vez llega temprano, pero nunca llega tarde”. Te mostrará Su amor y misericordia. Digamos a Jesús con Tomás: “Mi Señor y mi Dios.”

In the first reading from the Acts of the Apostles we hear about a very devoted community of believers.  This is what we want to be like as prayer groups.  Let us stay devoted to our Churches, prayer groups and service groups.  The word “devoted” means we “keep at it” even in difficult times.  It says that they stayed devoted to:

1)      The teaching of the Apostles (Scripture and Church teaching):  Keep learning your faith.  Look at our web page under ‘resources” to keep learning.

2)      The communal life:  Keep supporting each other in our parishes and groups.

3)      The breaking of the bread:  This means the Mass.  Try to watch on TV or the internet.

4)      The prayers:  Have a daily prayer time to praise and thank God; talk to Jesus about your life; pray for others; and use prayers like the rosary and the Divine Mercy chaplet.

5)      Financially taking care of one another:  Let us remember to support our churches in this time when the churches are having trouble paying their bills.  Let us help causes that care for people who are most in need.  We appreciate it if you can support the Center.

En la primera lectura de los Hechos de los Apóstoles oímos hablar de una comunidad de creyentes muy devota. Así es como queremos ser como grupos de oración. Permanezcamos dedicados a nuestras Iglesias, grupos de oración y grupos de servicio. La palabra “dedicado” significa que “seguimos en ella” incluso en tiempos difíciles. Dice que se quedaron dedicados a:

1)      La enseñanza de los Apóstoles (Escritura y enseñanza de la Iglesia): Sigue aprendiendo

tu fe. Mira nuestra página web en “recursos” para seguir aprendiendo.

2)   La vida comunitaria: Seguir apoyándose unos a otros en nuestras parroquias y grupos.

3)   La partida del pan: Esto significa la Misa. Trate de ver la misa en la televisión o en Internet.

4)   Las oraciones: Tener un tiempo de oración diario para alabar y dar gracias a Dios; hablar con Jesús acerca de su vida; orar por los demás; y usar oraciones como el rosario y la coronilla de la Divina Misericordia.

5)   Cuidarse unos a otros: Recordemos apoyar a nuestras iglesias en este tiempo en que las iglesias están teniendo problemas para pagar sus cuentas. Ayudemos a las causas que cuidan a las personas más necesitadas. Le agradecemos que pueda apoyar al Centro.

Actualización: ¡Los queremos!  Estamos rezando por ustedes.  Los recordamos de manera especial el Jueves Santo, el Viernes Santo y en la Pascua.    Agradezco escuchar de personas en respuesta a mis correos electrónicos.  Sigamos en contacto con las personas de nuestros grupos.  Todavía puede dejar un mensaje con nosotros en el Centro (210-226-7545).  Nos daremos en cuenta.  ¡Apoyémonos unos a otros y dediquémosnos unos a otros!  Durante la temporada de Pascua nos preparamos para la venida del Espíritu Santo en Pentecostés.  En las próximas semanas compartiré con ustedes algunas enseñanzas sobre el Espíritu Santo.

Update:  We love you!  We are praying for you.  We remembered you in a special way on Holy Thursday, Good Friday and Easter.    I appreciate hearing from people in response to my emails.  Let us continue to keep in contact with people in our groups.  You can still leave a message with us at the Center (210-226-7545).  We will get back to you.  Let us support one another and be devoted to one another!  During the Easter Season we prepare for the coming of the Holy Spirit on Pentecost.  In the coming weeks I will share with you some teachings on the Holy Spirit.